Inspira un movimiento

Por Saúl Monard

Bonaverenses Bienaventurados

Hay quienes dicen que siempre regresamos al lugar donde fuimos más felices, tal vez ese fue mi caso.

Mi historia con Buenaventura es producto del amor heredado por la tierra donde mi familia se estableció hace más de 60 años. Aquí despierté a mi realidad y en ese despertar decidí regresar y comenzar de nuevo, esta vez con la experiencia de varios recorridos y la seguridad que se siente cuando llegamos a casa. 

Reencontrarme con mi historia me señaló un camino de servicio, un impulso desde el sentido común por comprobar que somos capaces de un desarrollo independiente a partir de la inspiración y el talento que nos pertenece, que si podemos vivir de la poesía y el arte. En ese nuevo camino, saber de donde vengo me dió claridad, porque que la historia nutre, la memoria agrupa y finalmente la cultura nos identifica. 

Regresé al lugar que recordaba, pero Buenaventura cambió. Hoy el puerto parece obligado a un desarrollo político de valores impuestos donde lo humano cada día pierde vigencia, seguramente eso fue lo que provocó que el distrito se convierta en una zona de conflicto, donde se subsiste por resiliencia y florecer parece casi imposible. Hoy la desolación de los que han perdido la esperanza se siente y nos afecta a todos.

Con el tiempo, Cáfé Pacífico se ha convertido en un proyecto que intenta contrarrestar las consecuencias del conflicto, una misión que se aferra a los valores culinarios de las comunidades nativas, a la riqueza cultural y a la integración de los actores que participamos en el proceso productivo.

Buenaventura nos identifica, nos recuerda quienes somos y lo que somos capaces de alcanzar. En Buenaventura todo es posible, es el lugar donde los sueños se cumplen, es la promesa de un nombre que debemos repetir y vivir todos los días, hasta entender que somos responsables de nuestra realidad, y que a pesar de los retos, todos podemos llegar a ser Bonaverenses Bienaventurados.

Saúl Monard

Gastrónomo y licenciado en comunicación. Director de Café Pacífico y creador de Uramba Cocina Viva. Comprometido con la cocina social y el patrimonio cultural del Pacífico Colombiano.

Entradas recientes

      El puerto que mueve el 60 % del comercio exterior colombiano merecía un lugar así. La gastronomía del Pacífico es la abuela bondadosa de la gastronomía colombiana, me perdonarán los... read more

    avatar thumb ajtrcbecg
    2/10/2020